La plata coloidal ayer y hoy

Un antiséptico antiguo y natural

 

La plata, antiséptico ya conocido en la Antigüedad
Historial de los avances científicos
Leyes y actualidad: no es ni medicamento, ni complemento alimenticio, sino un esterilizador del agua
La plata coloidal en el tratamiento del agua
La plata coloidal y los antibióticos
Tests comparativos

 

recipiente para esterilizar el agua

 

El más antiguo de los antisépticos

Si la expresión "Plata coloidal" data de fines del siglo XIX, las propiedades bactericidas del metal plata son conocidas desde la antigüedad, como se puede observar en la historia de la medicina a través de los siglos. En la vida doméstica, estas propiedades antisépticas se traducían de manera práctica.
Mesopotámicos, Griegos y Romanos utilizaban recipientes de plata para servir las bebidas destinadas a los soberanos y a los aristócratas. La plata del recipiente aseptizaba los líquidos contenidos, matando así las bacterias y microorganismos patógenos.
Los utensilios de mesa, tenedores y cucharas también eran de plata por razones de higiene y asepsia, una tradición que se perpetúa hasta hoy en día. Los coloides y nanopartículas de plata, bactericidas naturales, esterilizaban de cierta forma los líquidos y la comida servidos en utensilios de plata

Fue seguramente la tradición del té británico, de agua hervida servida en teteras de plata, la que permitió que los funcionarios y oficiales de su majestad británica sobrevivieran a los terribles miasmas que proliferaban en las colonias del Imperio, Bombay, Hong Kong o Singapur.
En el mismo espíritu, la tradición popular era poner una moneda de plata al fondo de las vasijas de leche, protegiéndola así de infecciones con microbios y bacterias
Este principio de higiene fue utilizado por los pioneros de la conquista del oeste en el siglo XIX, quienes protegían el agua de sus cantimploras con un dólar de plata.
Muy recientemente aún, en la segunda mitad del siglo XX, cuando los farmacéuticos preparaban pociones o ungüentos en su trastienda, ponían una hoja de plata al fondo del recipiente para asegurarse una asepsia perfecta. El farmacéutico de su barrio se lo podrá confirmar.
El bien fundado de estas prácticas seculares ha sido demostrado por la investigación científica. Los análisis in vitro pudieron probar que la plata electro coloidal disuelta en agua por electrólisis en una proporción de aproximadamente 10 partes por mil millones, es decir 10 ug por litro (0,01 ppm) erradica en pocos minutos colibacilos y salmonelas. Es el principio mismo de la Plata Coloidal.

Tratamiento del agua con plata coloidal

En 1928, reanudando con la tradición, a GA. Krause se le ocurrió revestir con plata los sistemas de filtración para uso doméstico.
En 1929, otro un investigador, el Dr. Albert Schweitzer, informa que todos los agentes patógenos habían sido eliminados cuando el agua había sido tratada con nanopartículas de plata cargadas eléctricamente. El término plata coloidal no se usaba aún como actualmente, pero sus virtudes ya habían sido demostradas en los laboratorios. Albert Schweitzer demostró también que este tratamiento no era nocivo para microorganismos benéficos.

La NASA, para equipar sus naves espaciales, eligió un sistema de tratamiento del agua a base de coloides de plata. Los rusos también utilizan la argent colloïdal para esterilizar el agua de sus cosmonautas, a bordo de sus estaciones espaciales.


tripulación Soyuz
Tripulación de la estación espacial Soyuz compuesta por un ruso, Fyodor Yurchikhin, y 2 estadounidenses, Shannon Walker y Douglas Wheelock.


En Estados Unidos ciertas ciudades eligieron la plata coloidal para el tratamiento de las aguas residuales. Una demostración espectacular fue organizada en Nebraska, donde, para probar la extraordinaria eficiencia de la plata coloidal, una cuenca de decantación de las aguas residuales fue voluntariamente contaminada con colonias de colibacilos. En 3 horas de tiempo esta agua fue totalmente purificada gracias a filtros equipados con electrodos de plata.

En 1976, durante un congreso de la American Legion en un hotel de Filadelfia, una brutal epidemia afectó a los congresistas. Por esta razón esta enfermedad fue llamada legionelosis. La bacteria, legionella pneumophila, identificada por el Profesor Brenner en 1979, es de origen hidrotelúrico y se desarrolla en las redes de agua dulce naturales o artificiales en un medio rico en hierro, cinc o aluminio, que favorece su desarrollo: estaciones termales, climatizadores, spas, nebulizadores y sobre todo las torres aerorrefrigerantes.
Los estudios de Brenner demostraron que la bacteria se desarrolla principalmente en las aguas cuya temperatura varía entre 25 y 42 °C. La contaminación ocurre por inhalación de microgotas de agua suspendidas en el aire. La bacteria ha proliferado desde entonces.
Varios análisis han revelado que las redes internas de distribución de agua de los hospitales eran las principales responsables de la legionelosis, que se convirtió en una enfermedad nocosomial. Para combatirla, la mayoría de los grandes hospitales estadounidenses han instalado estos últimos años sistemas de ionización de plata y de cobre, que han permitido erradicar la "legionella pneumophilia" de sus redes de agua caliente.

La plata coloidal es oficialmente reconocida por su eficiencia en el tratamiento del agua.

filtro de la NASA para esterilizar el agua
Elemento de los filtros de coloides de plata utilizados por la NASA.


 

Un antibiótico natural


img3
Descubrimientos científicos de la plata coloidal a través de los siglos


El uso médico del metal plata, una larga tradición científica.
- Los macedonianos aplicaban placas de plata sobre las heridas para favorecer una cicatrización sana y rápida.
- Hacia 400 AC, Hipócrates enseñaba que la flor de plata, un polvo ultra fino, cicatrizaba las heridas ulceradas.
- En 69 AC, el Nitrato de plata era bastante usado en la farmacopea romana.
- En 78, Plinio el antiguo, en su historia natural, escribió que la plata posee propiedades terapéuticas y se revela "muy eficaz para la cicatrización de las heridas, cuando se incorpora al yeso."
- Jabir Ibn Hayyan, según Gerber (721-815), fundador de la escuela árabe que asocia farmacia, astrología y química, considerado por algunos como el padre fundador de la química moderna, autor de unos dos mil tratados, informa que el "nitrato de plata" cuenta con propiedades terapéuticas muy poderosas.
- Ibn Sînâ, conocido como Avicena (980-1037), médico y filósofo persa, utilizaba la plata para purificar la sangre, bajo forma de polvo y píldoras plateadas, entre otras, el ancestro de la plata coloidal.
- Philippe von Hohenheim, conocido como Paracelso (1493-1541), uno de los más célebres alquimistas y médicos del Renacimiento, considerado como el padre de la homeopatía y el precursor de la toxicología, enseñaba el uso médico de la plata.
- Los médicos chinos usaban la plata para fabricar tónicos a base de plantas y para tratamientos de infecciones, supuraciones crónicas, heridas sépticas, fiebres y sinusitis.
- La medicina tradicional India, ayurveda, utiliza los coloides de plata para el tratamiento de fiebres crónicas, inflamaciones intestinales, hiperactividad de la vesícula biliar y menorragias.

- En 1884, a Franz Crede, uno de los más célebres obstetras alemanes del siglo XIX, al observar que cierta cantidad de niños nacían ciegos después de haber sido expuestos a gérmenes venéreos durante la expulsión del útero, se le ocurrió instilar exitosamente en los ojos de los recién nacidos una solución al 1 % de Nitrato de plata. Al instaurar esta práctica, la tasa de oftalmia de los recién nacidos cayo del 10 % al 0,2 %. En consecuencia, esta práctica se volvió obligatoria en la mayoría de los países europeos y en los Estados Unidos. Se continuó incluso después de la aparición de los primeros antibióticos en 1940.
nitrato de plata con diferentes antibióticos producidos por laboratorios farmacéuticos, el nitrato de plata fue considerado como el más eficaz y con menos efectos secundarios.

- En 1893, Karl von Nägeli, botánico suizo, informó que las bacterias expuestas a contacto con una solución de nitrato de plata (graduada a 10 ppm), plata coloidal, morían en tres o cuatro minutos.
- En 1897, el Dr. Benno Crede introdujo el uso médico de la plata coloidal, es decir plata en forma de partículas microscópicas diseminadas en agua, especulando que la plata coloidal podría poseer las propiedades germicidas de las sales de plata sin tener su toxicidad. Posteriormente, los coloides de plata fueron ampliamente empleados por vía interna para luchar contra diversas infecciones bacterianas (septicemia, fiebres reumáticas, artritis blenorrágica, difteria, meningitis cerebro espinal, etc.)
- Durante la primera Guerra Mundial se usaban hojas de plata para combatir la infección de las heridas, lo que reanudaba la lejana tradición de los macedonianos.
- Durante la epidemia de H1N1, llamada "gripe española", que era una variante de la peste negra de la Edad Media, el Dr. Edouard Prouvost tuvo que curar a numerosas personas afectadas por esta pandemia. En su libro, editado por Jouve et Cie., en 1919, "Observaciones Clínicas y terapéuticas sobre la epidemia de gripe de 1918", (Remarques Cliniques et thérapeutiques sur l'épidémie de grippe de 1918 en francés)el Dr. Prouvost aplaudía los excelentes resultados de la plata coloidal por intravenosa.

A principios del siglo XX, la Medicina occidental había comprobado las notables propiedades terapéuticas de la plata coloidal. A partir de entonces, su empleo se generalizó y se volvió uno de los medicamentos más administrados, internamente en forma de gargarismos, de gotas (nariz, ojos, oídos), en aplicaciones externas locales, y en algunos casos específicos, como durante la pandemia de H1N1, en inyecciones.
En 1938 se contaban más de noventa preparaciones médicas patentadas a base de plata y entre los fabricantes figuraban grandes empresas farmacéuticas como Merck, Schiff o Park Davis & Co.

La plata coloidal era un tratamiento común en 1940.

Pero la plata coloidal tuvo que ceder pronto el lugar a nuevas substancias, que parecían querer revolucionar la medicina. La era de los antibióticos patentados por los laboratorios farmacéuticos acababa de iniciarse. El uso de los antibióticos era más simple y costaba mucho menos que los productos a base de plata.
La plata coloidal fue olvidada por cierto tiempo

 

Cuando los virus se vuelven resistentes a los antibióticos…


El bactericida más eficaz

La plata coloidal y los demás productos derivados del metal plata se relegaron al olvido de la medicina durante la edad de oro de los antibióticos de 1940 a 1965. Estos nuevos medicamentos parecían realizar milagros, eran menos caros y eran más fáciles de usar que los productos a base de plata. Además tenían la ventaja de poder ser patentados, lo que ofrecía rentas de situación a los laboratorios farmacéuticos. Estos podían por lo tanto hacer un lobby intensivo, tanto al nivel de los gobiernos, de las instancias de salud internacionales o de los Centros Hospitalarios Universitarios, convirtiendo a los futuros médicos en prescriptores de antibióticos.
En los años 90, los gobierno tuvieron que legislar y restringir drásticamente los "seminarios" y otros regalos suntuarios que los Laboratorios Farmacéuticos regalaban a los prescriptores.

Con el tiempo, los efectos secundarios indeseables de los antibióticos empezaron a multiplicarse, al igual que las interacciones negativas de medicamentos entre sí. Entre uso indebido, sobreconsumo y automedicación, el potencial terapéutico de estos medicamentos se vio gravemente amenazado.
En Francia, país que tiene el récord de consumo por habitante, los poderes públicos y la Caja Nacional de Seguro por Enfermedad lanzaron una campaña de comunicación ya en 2002, para restringir el uso de antibióticos.

 

 

"¡Los antibióticos, no es automático!"»

Algo mucho más preocupante es que en las últimas décadas el cuerpo médico se diera cuenta de a poco de que los virus, gérmenes y bacterias mutaban y se volvían resistentes a los antibióticos. En medio hospitalario, más del 6 % de los pacientes contraen enfermedades nocosomiales, debidas en particular a agentes infecciosos multirresistentes a los diferentes antibióticos. Los poderes públicos debían reaccionar.



"La plata coloidal: ¡Tests comparativos!"

En 1999 el Profesor Revelli de la Universidad de Brigham Young realizó un estudio comparativo en el laboratorio de microbiología que comparaba el resultado de los antibióticos más renombrados y de plata coloidal comercializada en Estados Unidos bajo la marca ASAP.
La "Plata coloidal" resultó ser el más eficaz de los bactericidas, con el espectro más amplio.

Test comparativo plata coloidal con antibióticos

 

 

En el cuadro de más abajo, dos tests diferentes, realizados en los laboratorios de Microbiología de Utah e Iowa muestran la velocidad de acción de dos soluciones de plata coloidal.

test bactericida

El segundo test se realizó sobre colonias muy grandes de bacterias, las que fueron totalmente erradicadas en pocos minutos por la plata coloidal.

Los diferentes estudios realizados en los servicios de microbiología en occidente demostraron la eficiencia de la plata coloidal como bactericida, virucida y fungicida. ¿Este producto milagroso se convertiría en la panacea universal, una fuente de juventud o elixir de larga vida, relegando los medicamentos menos eficaces?
Es lo que algunos creyeron.

Actualidad de la plata coloidal

apósito con coloides de plata

La cantidad de plata consumida por la industria farmacéutica y hospitalaria está en aumento constante.
Uno de los derivados comúnmente empleados es el nitrato de plata, que se utiliza tanto para como prevención oftálmica para recién nacidos como para los tratamientos curativos de úlceras.
En todo el mundo los tratamientos de quemados graves se realizan con sulfadiazina de plata.
En algunos servicios de cuidados intensivos, para reducir los riesgos de infecciones oportunistas se utilizan catéters con revestimiento de plata.

Apósitos con plata coloidal
En el manual "El enfermero y los cuidados de los mayores", Joël Belmin escribe lo siguiente.
"La plata es un bacteriano de amplio espectro. En función de los apósitos, la cantidad de plata liberada es muy variable. La acción antibacteriana del apósito también es variable por lo tanto. La acción también ejerce una acción antiinflamatoria al disminuir la actividad metaloprotesa. A pesar de una utilización antigua y amplia, se desconoce por ahora resistencia documentada a los iones de plata. La sulfadiazina de plata existe en Francia desde 1930 en crema (Flammazine, Sicazin) y desde hace poco en forma de interfaz lípido coloidal impregnada (Urgotu SSD)..." ) (fin de cita) Muchos apósitos, como el que se presenta más arriba, están compuestos de una gasa impregnada con plata nanocristalina que libera cuando está sobre la herida de los iones de plata sin interrupción. Debe ser impregnado antes de su utilización y mantenerse húmedo. Sana las heridas o abrasiones purulentas y favorece una cicatrización sana y rápida. Se parece mucho a una gasa impregnada con plata coloidal antes de ser utilizada..
Las grandes firmas ocupan por lo tanto el nicho.
La extensión de las redes Internet ha permitido el rápido desarrollo de redes de venta de plata coloidal no controlada ni homologada. La Food & Drug Administration después de varios años sin decidirse decretó en agosto de 1999 que todos los fabricantes que vendan sus productos en el territorio estadounidense deberán seguir el procedimiento de autorización de puesta en el mercado, AMM por sus siglas en inglés, sin lo cual podrían ser objeto de acciones judiciales y que prohíbe cualquier comunicación que promueva las cualidades terapéuticas de la plata coloidal. Canadá siguió este ejemplo más recientemente.

En la unión Europea, la EFSA (European Food Safety Autority) se negó a homologar como complemento alimenticio la plata coloidal comercializada bajo la marca "silver hydrosol", argumentando que no se ha establecido que su empleo sea seguro.

Productores independientes contra industria farmacéutica

 

 

La industria farmacéutica es sumamente fuerte y solidaria. Sus lobbies en Bruselas y Washington son inmensamente poderosos. Su objetivo es imponer moléculas patentadas para vacunas y medicamentos, ya que estas patentes les permiten generar espacios resguardados sumamente rentables. Su objetivo no es erradicar la enfermedad en el mundo, sino estrictamente sus intereses. La caza de las medicinas naturales y las medicinas suaves está abierta. Los productores independientes de productos que tratan de mejorar su salud y su resistencia a las enfermedades están condenados a desaparecer en un plazo más o menos corto.
El producto podrá seguir siendo vendido con una etiqueta que alabe un desinfectante doméstico potente o como bueno para los zapatos y los pies, pero ¿el consumidor se atreverá a beber este desinfectante para zapatos o a respirar el producto vendido para luchar contra los hongos de sus suelas? La plata coloidal seguirá existiendo... ¿pero sabrá dónde encontrarla?
EAU POSITIVE es una pequeña empresa que nació durante la crisis de 2008. Su tamaño le permite mantener lazos cercanos con sus clientes. Vamos a tratar de diversificarnos para sobrevivir cuando caiga la guillotina cortando la cabeza de los pequeños laboratorios independientes. Lo que sabemos hacer es crear un formidable desinfectante. Seguiremos permitiéndole aprovecharlo de otra manera.